Recomendaciones al poner en Alquiler tu Propiedad

Actualizado: 11 de nov de 2018

Conoce estos 5 simples consejos que te ayudaran a solucionar algunos de los inconvenientes de alquilar tu propiedad.


1. Mi inquilino no me paga ¿Que puedo hacer?


-Lo más recomendable es dialogar con el inquilino en primera instancia. Tratar de solventar el tema planteando un plan de pago y si la situación es irremediable, pactar un día concreto para la salida de la vivienda. Nuestra experiencia nos ha demostrado que la mayoría de problemas de pago se solventa de este modo.


-En caso que la primera opción no prospere o el inquilino nos ignore, la decisión de iniciar un proceso de desahucio debe ser INMEDIATA. Para ello lo más recomendable es contactar con un abogado especializado en este tipo de situaciones. En caso que se haya contratado un administrador para la gestión del contrato de alquiler, solemos encargarnos de los trámites (no así de los costos).


-Existe también la opción de contratar un seguro de impago de la renta. Existen varios productos según la aseguradora, pero la mayoría cubren de 6-11 meses de impago, todas las costas y gestiones judiciales del proceso de desahucio. Su coste suele oscilar alrededor del 5-6% del valor de la renta.


2. ¿Que pasa si me destrozan la propiedad?


-Teniendo en cuenta nuestra experiencia, esta es una situación que se da muy poco. Normalmente si hay una buena relación entre inquilino y propiedad nunca se suelen producir este tipo de incidentes.


-Para cubrir posibles desperfectos en el piso existe la fianza (1 mes de renta) que el inquilino entrega en la firma del contrato de alquiler. Sin embargo esta cantidad puede cubrir pequeños desperfectos (como arañazos en una puerta, una baldosa rota…), habituales después de algunos años de vivir en el piso.


-Existe también la Garantía Adicional, que es cualquier cantidad que el propietario decida añadir a la fianza. Sin embargo no es nada recomendable ya que hace sumamente difícil encontrar un inquilino que esté dispuesto a desembolsar una cantidad importante de dinero para una garantía adicional, cuando en la mayoría de pisos no se pide.


-Hay otros productos, como son los seguros de protección de pago, o la opción de añadir un avalista solidario por ejemplo, que son puntos a tener en cuenta a la hora de iniciar un contrato de alquiler, que ayudan en gran medida, en el caso que esto suceda, y por último, siempre nos queda iniciar un proceso judicial de reclamación.


3. ¿Las reparaciones de la porpiedad las paga el inquilino o el propietario?


Este es uno de los puntos más conflictivos y que generan mayor controversia en el alquiler de una casa o apartamento. Intentaremos dar unas pautas:


-Propietario: paga las averías y obras de conservación de la vivienda. Quedan excluidas las obras de mejora. Sólo se libra cuando es un pequeño desperfecto. La ley menciona que las pequeñas reparaciones derivadas del uso ordinario corresponden al inquilino.

Recomendamos que en el contrato se cuantifique económicamente que se considera “pequeña reparación” y así evitar futuros conflictos.


-Inquilino: paga los daños que él o sus visitas causen a la vivienda alquilada (por ejemplo: un cristal). Para estos imprevistos viene bien contratar un seguro especial para inquilinos. Se ocupa también de los pequeños gastos por el uso cotidiano del piso: cambiar una bombilla o la puerta de la lavadora, arreglar la cadena del baño o la correa de la persiana…


4. ¿Cual es la duración habitual de un contrato de alquiler?


La duración del arrendamiento será libremente pactada por las partes; leer bien el contrato de arrendamiento antes de firmar es esencial: lo que ponga ahí es lo que cuenta. Si la duración es inferior a tres años, la renovación se realizará obligatoriamente por plazos anuales hasta un máximo de 3.


5. ¿Vale la pena contratar un administrador?


Es muy recomendable, ya que si no estás familiarizado con todas las gestiones e incidencias habituales cuando se alquila una propiedad, la contratación de un Administrador te evitará mucho tiempo y problemas.


El Administrador siempre velará por los intereses en el ámbito legal, brindándole la tranquilidad y Seguridad que busca el propietario, para que tu única preocupación sea cobrar tu renta mensual. Los honorarios de un administrador suelen ser alrededor del 5% del valor de la renta.



30 vistas

Nuestros Servicios

Complementos Para Ti

Contacto / Escríbenos

Síguenos

© 2020 by Archideals todos los derechos reservados

  • Facebook - Inmoxi
  • Instagram - Inmoxi
  • Twitter - Inmoxi
  • LinkedIn - Inmoxi
  • YouTube - Inmuebles Occidente